lunes, 29 de noviembre de 2010

Como masterear tu primera partida de rol y no morir en el intento


Ser máster de una partida de rol es un trabajo duro, al menos más duro que hacer de jugador. Debes preparar la partida y dirigirla, así como encauzarla en el momento que ocurra algo que no esperabas que ocurriese, y eso es un trabajo difícil que requiere una gran planificación  imaginación, improvisacion  y poseer una ingente serie de conocimientos y eso es algo que pocos estan capacitados…

Bien, vale ya tienes metido el miedo en el cuerpo y estas lo suficiente receptivo. Esta apocalíptica opinión era la que tenía yo hace bastante tiempo antes de que me animase a masterear alguna partida de rol y creo que es una opinión que tiene la mayoría antes de lanzarse.

Pues ahí va el gran secreto:

No es tan difícil, ni tan duro ni tan terrorífico, solo hay que ponerse a ello.

Está claro que no va a ser todo coser y cantar y posiblemente cometas fallos catastróficos, en definitiva, como se suele decir la primera vez siempre es difícil. Y para eso estamos aquí, para que te sea lo más fácil posible.

Antes de nada hay que tener en mente ciertas cosas:

1-      Esto es un juego y por tanto estamos para jugar. Es decir, no te atosigues y haz que sea divertido tanto para ti como para tus jugadores. La partida puede haber sido una serie de catastróficas desdichas, pero si toda la mesa de juego se ha reído y ha disfrutado esa partida ha sido un éxito.

2-      Las reglas son solo sugerencias y pautas que puedes aplicar en la mesa. Si una regla te viene mal en un momento dado o crees que no es justa en una situación dada o simplemente no existe, improvisa una regla.

3-      Los jugadores son parte de la mesa. Esto quiere decir simple y llanamente que les escuches cuando te quieran hacer sugerencias, siempre puede haber un jugador con una buena idea. Ojo escucha y acepta sugerencias en su término medio, tampoco permitas que tus jugadores vayan haciendo cabriolas de un lado para otro como coger un cristal roto y un trozo de tela para usarlo a modo de puñal o usar madera semipodrida para usarla de escudo y que de algo de protección.

Una vez tenemos esto en mente, nos ponemos manos a la obra:

Elección del juego

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es la propia elección del juego. Nuestro primer juego a masterear puede ser decisivo en el resultado de la partida, debe de ser un juego lo suficientemente sencillo para aprenderse las mecánicas rápidamente pero a la vez lo suficientemente completo como para que no deje muchos puntos sin explicar al aire.

 A parte de ser un juego sencillo debemos tener en cuenta la ambientación en la que se mueve dicho juego, el juego debería adecuarse a los gustos de jugadores y máster. Hay gente que se desenvuelve mejor en una ambientación medieval que en una de terror, o gente que se mueve mejor centro de una de ciencia ficción, etc. Busca algo que se ajuste a las preferencias de la mayoría de tu mesa de juego.

Una vez hayamos escogido un juego que nos convenza tanto a nivel de ambientación como a nivel de reglamento, solo queda empollarse el juego. No hace falta que te conozcas el libro de memoria, pero sí que estaría bien un par de lecturas detenidas al libro en su totalidad.

Una vez tenemos conocido el juego es hora de pasar al siguiente paso…

El modulo a jugar

Una vez tenemos claro con que reglamento y ambientación vamos a jugar lo siguiente es preparar el modulo que vamos a jugar. Aquí se nos abren diversos caminos que podemos elegir. Lo más recomendable es coger una aventura ya hecha (cosa que la mayoría de manuales llevan) ya que nos ahorra trabajo. Si no encontramos alguna aventura ya hecha siempre podemos hacer una nosotros mismo ya sea de alguna idea que nos venga a la cabeza como tomando alguna idea que nos sugiera el propio libro de juego.

Si optamos por el primer camino (que sigo diciendo que es el más recomendable, ya tenemos suficiente con familiarizarnos con el juego), poco queda para añadir salvo que también te leas la aventura en profundidad para no cometer errores durante la partida.

Si optamos por hacernos nuestra propia aventura deberíamos de tirar a hacer algo lo más sencillo posible y no intentar complicarnos la vida en nuestra primera partida. Es decir, hacer una partida rail road. ¿Qué que es una rail road? Pues dicho grosso modo es una partida que tiene solo un camino por el que seguir y que por tanto es más sencilla de masterear y preparar, como por ejemplo una dungeon. Lo contrario de una rail road es una sand box, en la cual los jugadores tienen múltiples caminos por los que moverse dentro de la historia, pero ya hablaremos de otro artículo de los tipos de partidas.

Como ultimo apunte ten en mente que la dificultad de la aventura se debe ajustar al nivel de los jugadores.

Tras tener el modulo hecho pasamos a los últimos retoques…

Últimos preparativos

Para nuestra partida lo mejor es elegir un lugar tranquilo, con una mesa bastante amplia en la que todo el mundo se pueda sentar alrededor. Una luz tenue que nos permita leer sin problemas nunca está de más, y si pones algo de música de ambiente ya lo bordas. La música es recomendable que sea instrumental  (al menos según mi opinión), con poner una banda sonora de una película que comparta un estilo de ambientación parecido te sirve, ten preparadas unas canciones en especial para momentos de combate y otras para momentos más narrativos. Recuerda tener para el momento de la partida suficiente lápices, gomas, dados y un cuaderno.

Tras esto ya nos podemos poner a jugar

En la partida

Una vez estés dentro de la partida mantén la calma, recuerda que estas para pasarlo bien. Intenta no perder mucho tiempo para mirar el reglamento y no dudes en improvisar una regla en un momento dado. Puedes tener muchas cosas preparadas, pero pueden fallar en un momento dado y puede que surjan situaciones que no habías previsto si esto pasa simplemente subsánalo y encarrila la partida para donde quieras que vaya.

Tras terminar tú partida… ¡Enhorabuena! Has terminado y has logrado salir más o menos airoso de la situación. Posiblemente hayas cometido fallos y errores pero es algo lógico, simplemente anótate los fallos y busca la manera de subsanarlos para la siguiente partida.

Por cierto, a parte de todos estos consejitos que doy en este articulo, un articulo que no deberiais perderos tanto si soys masters veteranos como si soy masters novatos: Decalogo para masters

Espero que os sea de utilidad.

He dicho.

2 comentarios:

  1. gracias por los datos, muy útiles saludos

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu entrada. Me estoy iniciando como DM ya que quiero hacer partidas en mi blog y este articulo me ha sido de gran ayuda. Te animo a que lo visites y cualquier comentario o consejo seran bien recibidos.
    Un saludo

    ResponderEliminar